HISTORIA DE LA TOXICOLOGÍA

Tóxicos han habido siempre. Todas les especies vivían en un entorno y se adaptan o no, pero si no se adaptan, la especie desaparece.

Ej. A las psitácidas les encanta una planta tóxica pero se han adaptado y antes de ingerirla comen el antídoto.

El hombre también ha tenido que aprender que su entorno contiene tóxicos.

En la prehistoria las sociedades son muy pequeñas, viven de la caza y recolección. La caza la hacían los hombres adultos y la recolección la hacían las mujeres. Los cazadores no tenían problemas con los tóxicos porque realmente hay pocas carnes que sean tóxicas, en cambio, las mujeres recolectoras corrían más peligro por la elevada toxicidad de plantas y hongos y, por lo tanto, las debían conocer. Para diferenciar los vegetales tóxicos se basaban en:

1-     Observación visual de los animales: si un vegetal es comido  por un herbívoro y no pasa nada,  ellos lo pueden probar. Incluso con esto, hay que tener presente que les diferencias interespecíficas (“si un hongo se lo ha comido un caracol es comestible” esta afirmación es totalmente falsa y, por eso, antes de comer los caracoles los tenemos que purgar, al menos durante una semana).

2-     Ensayo y error: los animales advierten su peligrosidad mediante colores llamativos pero los vegetales no y lo que hacían era recogerlos y  llevarlos al poblado y los daban a los más viejos de la tribu o a los enfermos y veían los resultados. Si no pasaba nada después lo comían todos.

Eran sociedades muy primitivas y los conocimientos no se transmitían de generación en generación  y se perdían, entonces, se tenía que volver a comenzar.

Sabían que hay setas, animales y plantas y eso les permitía sobrevivir.

La primera aplicación práctica del conocimiento de los tóxicos: Utilización lúdica, algún hongo a pequeñas dosis tiene efectos que sitúen el espíritu en otra dimensiónà Alucinógenos.

La segunda aplicación, muy utilizada y en muchos sitios, es para la caza. Ligan cabos y ven como cazan algunos animales, como por ejemplo, las serpientes que inyectan el veneno, inmovilizan así las presas y después se las comen. Entonces ellos lo que hacen es poner veneno en la punta de las flechas o lanzas. Pero no todo veneno y tóxico son buenos para cazar, debían encontrar venenos útiles vía parenteral pero no vía oral para no verse afectados ellos al comerlos.

Por ejemplo, el Curare, cada tribu hace mezclas de 50 o 60 ingredientes pero sólo uno o dos son efectivos. En España hasta el s.XVII (“Hierba de los ballesteros”).

La palabra tóxico viene del griego Toxicon que no significa nada más que lo que se pone en la punta de les flechas y facilita la caza.

Con esta segunda aplicación consiguen la reducción de los esfuerzos de la caza y esto les permite tener más tiempo libre y lo aprovechan  para pensar, de manera que en poco tiempo hacen los primeros asentamientos gracias al descubrimiento de la agricultura y ganadería.

Esto comienza a traer disputas y peleas entre vecinos y se establece una jerarquización y herencias y se dan cuenta de que los tóxicos y venenos, en su tercera aplicación, sirven para matar personas. Esta aplicación perdura hasta los siglos XVII o XIX ya que hasta entonces no se puede detectar el rastro que dejan los venenos.

Por ejemplo Sócrates muere por Cicuta (seda y muere).

Las grandes envenenadoras son les mujeres porque los hombres utilizan más la fuerza bruta y ellas son más sutiles.

Locusta: envenenadora oficial de la época romana. Tenía mucho poder. Hacía venenos a la carta en función del método de administración, el tipo de muerte y la rapidez de esta.

En Roma apareció la primera ley antiveneno: Lex Comelia Maestration porque se dieron cuenta que había un exceso de viudas ricas.

Desaparece todo en la Edad Media con la época oscura de la ciencia. Tenían probadores oficiales en los castillos medievales.

El Renacimiento en Italia hace que se recupere de nuevo la utilización de venenos: Toffana (aqua de Toffana), Borgia (son los más famosos envenenadores, Alejandro VI (Papa Alejandro), Cèsare (hijo de Alejandro, era un cabronazo, es el protagonista del Príncipe de Maquiavelo), Lucrecia (hija tonta de Alejandro)).

Caterina de Medici: era italiana y va hacia Francia y, con ella, se llevó todos los conocimientos de venenos.

Glaser, Saint-Creix, marquesa de Brinvieliers

Catherine Deshayes: pulso de la sucesión (600 persones murieron con  sus venenos).

Maclam Lofargfe

Concilio del Dios de Venecia: Mafia italiana.

Estos no son científicos, hay mucha magia y brujería. Se utilizan muchos venenos.

GIFT en alemán significa veneno y, en inglés regalo, mientras en sueco significa, cuando es nombre veneno y cuando es adjetivo matrimonio y, por lo tanto, matrimonio envenenado.

Los primeros científicos son: Dioscórides, Avicena, Maimónides, Paracelsus, Thuillier, Bernardino Ramazzini, Mateo José Buenaventura Orfila (considerado el padre de la toxicología moderna y aplicado sobre todo en la toxicología forense.

José Mateo Buenaventura Orfila: analítica, desarrolla técnicas que permiten detectar mínimas dosis de tóxico en los tejidos. Tiene mucho contacto con la aristocracia y esto le da dinero que le permite experimentar. Crea una escuela en Francia. A partir de él comienzan a bajar los casos de intoxicaciones hasta que hoy, en humana casi han desaparecido, no así en los animales.

Los venenos y tóxicos frecuentemente se han popularizado, aparecen en muchas películas policíacas; por ejemplo Agatha Christie, el Nombre de la Rosa, Hamlet (novela por excelencia de los tóxicos).

Lunes, 27 Mayo, 2002 2:15

E-VETERINARIOInicio.

VETERINARIOS@OLE.COM