SISTEMA GASTROINTESTINAL

La finalidad del sistema gastrointestinal es la digestión de los alimentos y su absorción. Para hacer eso, el sistema gastrointestinal tiene un sistema complejo de regulación: nervioso (inervación simpática y parasimpática) y el SN entérico propio (neuronas colinérgicas y adrenérgicas).

Además, otros mediadores y neurotransmisores como la serotonina, purina, péptidos, somatostatina, CCK...

Además, hay glándulas endocrinas que liberan gastrina, paracrinas que liberan histamina...

Es un sistema muy complejo y bien regulado con acciones de todo tipo: acciones antagónicas. Existen algunos aspectos en los que se puede intervenir en farmacología. Interesa modificar la secreción gástrica, para controlar el reflejo del vómito, regular la motilidad intestinal y la regulación y excreción de la bilis.

La secreción gástrica puede ser ácida, sistemas para proteger la mucosa de este exceso de secreción ácida (bicarbonato y moco que forman un gel y tapizan la mucosa y la protegen de la propia secreción ácida).

La acetilcolina aumenta las secreciones, la histamina y la gastrina.

La PG E2 y la PG I2 controlan los excesos de secreción. Hay individuos con más facilidad para sufrir llagas o úlceras o lesiones de la mucosa. Esta facilidad para sufrir lesiones en la mucosa viene muy unida a la secreción ácida. Se intenta controlar el exceso de secreción ácida en la mucosa. Los fármacos que inhiben la secreción ácida pueden actuar a diferentes niveles.

FÁRMACOS QUE INHIBEN LA SECRECIÓN ÁCIDA

·        Antagonistas del receptor H2 de histamina (Cimetidina y Ranitidina) à La histamina actúa sobre los receptores H2 y aumentan la liberación de H+. Los antagonistas actúan inhibiendo este exceso de secreción ácida. Funcionan bien.

·        Anticolinérgicos à un aumento de la estimulación colinérgica implica un aumento de las secreciones y de la motilidad. La atropina disminuye las secreciones y la motilidad. La acetilcolina actúa en todos los sitios. Se usa la PIRENCEPINA, que actúa exactamente sobre los receptores M1 (receptores muscarínicos), sobretodo sobre el sistema gastrointestinal y con menos efectos sobre el circulatorio, corazón, vejiga... Tiene efectos sobre la motilidad, actuando como antiespasmódico. Muchas veces esta úlcera es origen de contracciones y espasmos. Tiene como efectos indeseables la visión borrosa, sequedad de boca...

·        Inhibidores de la bomba de H+ à Son la última generación de antiácidos. Funcionan bien. Las otras hormonas actúan activando esta bomba que acidifica el medio. El OMEPRAZOL se  une a los grupos sulfidrilos de la proteína de la bomba de H+. Sólo actúa en pH inferior a 3. Tiene una acción más regular y segura. Tratamientos muy largos pueden dar aclorhidria (falta total de secreción ácida) y se inutilizaría esta bomba.

·        Antiácidos clásicos à son compuestos que se usan para neutralizar el pH tan ácido y aumentarlo. Funcionan sobretodo al disminuir el dolor y malestar provocado por esta hiperclorhidria. No son tan efectivos ni seguros como los inhibidores de la bomba de protones y los clorhídricos. Aparece el efecto rebote porque ellos mismos generan secreción de estos ácidos. Sólo dan un bienestar muy transitorio (MgOH2) à se mezcla con ClH y da lugar a cloruro de Mg que actúa como purgante. El bicarbonato de sodio (HCO3Na) tiene este efecto rebote con más intensidad porque cuando se mezcla con ClH, libera CO2 y provoca un aumento de la secreción de gastrina y provoca flatulencias que dan incomodidad y son peligrosas en úlceras por perforaciones. Las sales de aluminio (Al(OH)3) provoca unos derivados que dan constipación (restriñimiento). Además, se asocia el aluminio con la enfermedad de Alzheimer. El antiácido no se debería absorber pero siempre hay algo de absorción. En general, no son muy seguros. Tienen muchos efectos indeseables. Los análogos de las prostaglandinas funcionan bien como antiácidos.

EMÉTICOS Y ANTIEMÉTICOS

El vómito es un acto reflejo precedido por náuseas, sudoración, taquicardia, disminución de la presión, respiración irregular. Participa la musculatura espiratoria sobre el tórax, abdomen, musculatura lisa gastrointestinal... Es un proceso complejo y controlado por el centro del vómito a nivel central y, en parte, controlado por la zona quimiorreceptora en la parte inferior de la médula (zona quimiorreceptora del gatillo).

No todos los animales pueden vomitar.

Como las zonas de control del vómito no están protegidas por la barrera hematoencefálica, el acceso es más fácil. Pueden usarse fármacos eméticos en unas situaciones y antieméticos en otras.

Los fármacos eméticos  se usarán cuando interese provocar e inducir el vómito, como en la ingestión de sustancias tóxicas recientemente. No se puede usar si el animal no está consciente o si la sustancia ingerida es cáustica, porque volvería a hacer el efecto irritante sobre la mucosa.

La IPECACUANA es una sustancia de origen vegetal que tiene acción doble: actúa a nivel local sobre la mucosa gástrica (gastrina) y actúa a nivel central sobre el centro del vómito (cefalina). No tiene efectos indeseables importantes.

Lo primero que se hace es identificar la causa que la provoca. Puede ser por diferentes estímulos: fármacos, venenos, alimentos, transporte... También puede ser provocado por estímulos visuales y olfativos.

Los antieméticos se usan para la cinetosis (vómitos por los viajes), vómitos por gastritis o tratamientos farmacológicos. Se usan menos que en humana.

ANTIEMÉTICOS CINETÓSICOS

Los antieméticos que actúan para tratar la cinetosis son:

·        Antihistamínicos H1 à tienen efecto central y se usan como anticinetósicos.

·        Antimuscarínicos que actúan a nivel central por efecto anticinetósico. Se tratan de la PROMETACINA y la DIFENHIDRAMINA, que tienen un efecto antimuscarínico pero no se conoce muy bien el mecanismo. Tienen como efecto indeseable la sedación del animal. La HYOSCINA también tiene efecto sedante y produce sequedad de boca.

Los dos tipos de anticinetósicos se deben usar antes del efecto. Después del vómito, la eficacia es nula. Se deben usar para prevenir.

ANTIEMÉTICOS PARA EL TRATAMIENTO DE VÓMITOS POR GASTRITIS, GASTROENTERITIS Y TRATAMIENTOS FARMACOLÓGICOS (COMO TERAPIA ANTICARCINÓGENA, ESTRÓGENOS Y ANALGÉSICOS)

·        Antidopaminérgicos (CLORPROMACINA como fármaco de elección). Son antagonistas de los receptores D2 de dopamina de la zona quimiorreceptora de la médula. Puede administrarse oral, parenteral y rectal y es útil incluso después de haber empezado el vómito. Es un antiemético de amplio espectro. A dosis terapéuticas actúan sobre receptores de dopamina y, a dosis más altas, puede bloquear los receptores de histamina y los receptores muscarínicos a nivel central. También está la METOCLOPRAMIDA, que tiene 10 veces más eficacia en el control del vómito que la clorpromacina.

·        Otros receptores de serotonina, 5-HT3.... de la zona quimiorreceptora del gatillo. Algunos derivados sintéticos del cannabis también funcionan. Los antiserotoninérgicos también pueden controlar el vómito. Sobretodo se usan mucho para los tratamientos cancerosos que comportan vómitos frecuentes.

FÁRMACOS QUE ACTÚAN SOBRE LA MOTILIDAD GASTROINTESTINAL

Normalmente la motilidad gastrointestinal es un proceso local y neurohormonal controlado de forma local, pero la expulsión del contenido sí es controlada de  forma voluntaria. El peristaltismo es involuntario, pero la evacuación final del contenido es voluntaria. Hay fármacos que estimulan la motilidad (laxantes o purgantes) y fármacos que inhiben la motilidad (antidiarreicos).

LAXANTES O PURGANTES

Actúan facilitando la defecación. Antes de usar un laxante, se debe controlar la dieta del animal.

El laxante tiene una acción más suave. Puede actuar a los 2-3 días.

El purgante tiene una acción más fuerte y evacua en 15 minutos.

·        Laxantes de volumen (METILCELULOSA y AGAR) à son sustancias que no son digeridas y que tienen la capacidad de retener agua. Aumentan el volumen de las heces en la luz intestinal y provocan la expansión de las heces que provoca la distensión de la musculatura lisa, que da como respuesta un incremento del peristaltismo. Tiene pocos efectos indeseables. Las peras actúan como laxante de volumen porque tienen azúcares que retienen el agua.

·        Laxantes osmóticos à pueden ser purgantes salinos o lactulosa. Son poco absorbidos en el sistema gastrointestinal y atraen el agua hacia la luz del intestino. El efecto es el mismo. Hay más líquido y distensión. Los osmóticos nunca se usan en animales deshidratados. Se da el laxante y agua al animal para que pueda consumir toda la que quiera. Un purgante salino típico es el hidróxido de magnesio (antiácido con efecto laxante). La LACTULOSA es un disacárido (fructosa + galactosa). Atraviesa sin problemas el intestino delgado. Tiene un efecto osmótico, pero en el colon se liberan estos azúcares y fermentan y dan el ácido láctico y acético y disminuyen el pH, que da un efecto más irritante.

·        Laxantes emolientes-mecánicos-lubrificantes à ablandan las heces porque las rehidratan. Sobretodo es conocida la parafina líquida, que tapiza la mucosa, lubrifica y ayuda a su desplazamiento. Si se abusa, puede dar problemas por disminución de la absorción de vitaminas, fármacos, alimento... una administración errónea puede dar neumonía lipoide. El DIOCTILSULFOSUCCINATO SÓDICO actúa como tensioactivo porque disgrega la masa fecal y permite la rehidratación. Facilita mucho la expulsión.

·        Purgantes à actúan como irritantes sobre la mucosa y tienen efecto más directo. Muchas veces tiene un papel importante inhibiendo la reabsorción de líquidos. Ej: aceite de ricino à purgante no irritante pero se hidroliza en el intestino por las lipasas y da el ácido ricinoleico. El BISACODIL  actúa inhibiendo la reabsorción de azúcares en el intestino y de agua y otras sales y hace que aumente la masa fecal y líquida y tiene efecto de volumen y emoliente. Algunos compuestos naturales vegetales cáscaras, aloe, sen tienen unos glucósidos que, en el intestino se hidrolizan y liberan azúcares y alcaloides (EMODINAS) que son absorbidas en la mucosa y tienen un efecto directo sobre la musculatura. Defeca en 15-20 minutos. Tienen en común la presencia de un grupo antracénico. Como efectos indeseables, los laxantes se dan por exceso de utilización: deshidratación, pérdida de iones, debilidad, diarreas continuas, sobrepurgancias, shock. En humano se cree que la evacuación debe ser diaria y hay gente con dependencia de laxantes. Pueden perder la reactividad propia.

ANTIDIARREICOS

La diarrea consiste en una deposición frecuente y muy líquida. Puede tener diferentes orígenes: intoxicaciones, tratamientos farmacológicos, infecciones, estrés, ansiedad... Aumenta mucho la motilidad gastrointestinal y hay pérdida de líquidos.

Primero se debe rehidratar el animal con soluciones salinas glucosadas, se da una dieta rica en cereales y se puede solucionar.

·        Si la diarrea es infecciosa, además, se deben dar antibióticos como la ERITROMICINA (sobretodo en infecciones de tipo gastrointestinal).

·        Agentes inhibidores de la motilidad à son alcaloides de la belladona (atropínicos de síntesis o de semisíntesis que tienen muchos efectos indeseables) o  como la LOPERAMIDA, que tiene un efecto más selectivo gastrointestinal y menos efectos secundarios.

·        Agentes adsorbentes (AOLIN, PECTINA, METILCELULOSA, CARBÓN ACTIVO...)  que dan sustancias a las heces líquidas. Además, pueden adsorber toxinas y microorganismos y tienen un efecto protector sobre la mucosa y eliminan las sustancias tóxicas.

·        Astringentes à sustancias que provocan precipitación de proteínas sobre la mucosa gástrica y tienen efecto protector. Además, evitan el paso del agua hacia la luz intestinal y controlan la diarrea. Funcionan bien junto a los antidiarreicos. Ej: TANINOS, manzana rallada...

 

Martes, 9 Abril, 2002 20:42

E-VETERINARIOInicio.

VETERINARIOS@OLE.COM